Creo que el mundo es bello, que la poesía es como el pan, de todos.

martes, 4 de mayo de 2010

Han pasado muchos por mis palabras

Debería hacer lo que siempre hago.
Mi silencio, más que en una virtud, se ha convertido en una suerte de cadenas que atan hasta lo más profundo de mis sentidos, enervan mi cuerpo y mi sangre, y suben el calor hasta lo más divino. Demasiadas ideas inconexas, amortajada de suspiros. El deseo se hace vida, mas me es incontrolable.

No recuerdo como versaban esas viejas canciones, el tiempo ha gastado mis líneas, roido mis anhelos y aletargado mis fusiles.

¿Te gustaría acompañarme? quiero inventar este mundo y este hombre nuevo contigo, deseo que en el fragor de la lucha, sean tus ojos los que iluminen la senda de los que buscamos la libertad.
Es de noche, cada vez hace más frio, y no quiero morir hoy sin entender que la razon de mi silencio, es justamente que no es sólo mio.