Creo que el mundo es bello, que la poesía es como el pan, de todos.

martes, 20 de julio de 2010

La necesidad imperiosa de definirlo todo

Amortajada de escalofríos, lentamente esta vez me voy perdiendo en medio del escozor de sus miradas, sus miradas frívolas, indolentes, llenas de sarcasmo y esa especie de misericordia tuerta y sucia, esa que esboza lo lúgubre de sus caras, que ya no aportan a la sintonía que bendijimos. Separaron, alejaron y torturaron, olvidaron y botaron.

No quiero ver, no quiero volver, no he de querer ser parte de esas mezquindades repugnantes. No pregunten qué pasa, no finjan desconocer lo que no he podido disimular. Se hace tarde y yo sólo quiero escuchar y volar, no necesito pensar, no hoy, no hoy con la humillación tan cerca. Me abstraigo del dolor y lo falso



Alto, sublime, donde sólo estoy yo.

martes, 4 de mayo de 2010

Han pasado muchos por mis palabras

Debería hacer lo que siempre hago.
Mi silencio, más que en una virtud, se ha convertido en una suerte de cadenas que atan hasta lo más profundo de mis sentidos, enervan mi cuerpo y mi sangre, y suben el calor hasta lo más divino. Demasiadas ideas inconexas, amortajada de suspiros. El deseo se hace vida, mas me es incontrolable.

No recuerdo como versaban esas viejas canciones, el tiempo ha gastado mis líneas, roido mis anhelos y aletargado mis fusiles.

¿Te gustaría acompañarme? quiero inventar este mundo y este hombre nuevo contigo, deseo que en el fragor de la lucha, sean tus ojos los que iluminen la senda de los que buscamos la libertad.
Es de noche, cada vez hace más frio, y no quiero morir hoy sin entender que la razon de mi silencio, es justamente que no es sólo mio.

viernes, 5 de marzo de 2010

Re-construyendo

Mi estrategia es , en cambio
más profunda y más simple
mi estrategia es que un día cualquiera
no sé cómo ni sé con qué pretexto
por fin me necesites
M.B




Maga no quiere irse, tiene razones para quedarse...

Me hicieron cambiar, y hoy lo noto. No le había dado la suficiente importancia, pero es así, y me asusta porque, a pesar que lo he escogido, siento que me convierto en alguien que no soy...

¿Qué clama? ¿Que canta? ¿Qué llora?

Deshabita lentamente, el lado de la berma que no quieres pisar, te posaste allí mucho tiempo, y es hora que emprendas esa suerte de camino nuevamente, nadie jamás te dijo que sería fácil, y mucho menos que no había nada que temer.

¡Qué te queda ahora! Sonreír y secar esa lágrima, adelante, la vieja ley de locomoción no falla